Madrid (+34) 911 888 930 / Valencia (+34) 961 314 499 info@montebalsamo.com

Cuando llega el momento de tomar la decisión de escoger el material que será construida esa casa ideal que tenemos como expectativa una larga vida útil, que garantice la inversión económica y que no presentará inconvenientes de la estructura a raíz de los diferentes factores, hace de esta elección un paso bastante importante y por este motivo hoy te contaremos sobre la durabilidad de una casa de madera.

Existen muchos mitos que hacen que las personas que desean construir su casa en madera dejen a un lado esa opción y prefieran realizar su proyecto en otro tipo de materiales, ya que en su mayoría se cree que pueden estar más propensas a su temprano desgaste e incluso poder sufrir ciertos tipos de accidentes relacionados con el  fuego y haciéndolas más vulnerables que al resto.

La verdad es que todos estos mitos con el pasar del tiempo han ido quedando en el pasado, ya que cada vez son más quienes prefieren construir o comprar sus viviendas fabricadas en madera por ser un material bastante resistente incluso a los cambios climáticos y por ser mucho más económico en comparación con materiales como el acero.

Cuando comenzaron las construcciones de madera en el siglo reciente no eran tan económicas como lo son actualmente, siendo una fuerte razón para que hoy  en día sean una de las preferidas por quienes no desea realizar una fuerte inversión monetaria, pero al mismo tiempo adquirir o construir una vivienda que tenga una vida útil bastante larga.

Actualmente en Europa y sobre todo en España se pueden encontrar construcciones de viviendas en madera de más de 200 años de antigüedad, mostrándose una vez más la durabilidad que la madera tiene para ofrecer si se les otorgar el cuidado pertinente de acuerdo al tipo de madera que se eligió para formar parte de la vivienda, ya que todas no tienen las mismas características ni resistencias.

 

La madera una elección resistente

Pensar que la casa es más propensa a sufrir un incendio por ser fabricada en madera es una idea totalmente equivocada, ya que se ha demostrado que la mayoría de los incendios son provocados por accidentes dentro del hogar iniciados por el fuego tener contacto con un objeto o material textil.

Se ha demostrado con el paso de los años que cualquier material puede ser propenso a sufrir daños a causa del fuego, ya que no sólo la madera puede verse afectada si se llegara a presentar un incendio dentro o fuera de la vivienda. Estructuras realizadas en acero han demostrado ser mucho más vulnerables al fuego a una temperatura de 450° que construcciones realizadas en madera.

Muchas de las construcciones suelen realizarse en varias capas de madera que le darán forma al muro o pared lo que la hace bastante resistente al fuego. Además los materiales utilizados para el revestimiento de la construcción y su aislamiento son parte fundamental para otorgar la resistencia y durabilidad de la madera, haciendo muy importante trabajar con materiales de calidad.

Poder construir una casa en madera es una gran alternativa, incluso para posibles reparaciones a causa de daños causados por el paso del tiempo, mientras que si el daño es causado por un accidente sólo se deberá reemplazar y reparar el área afectada lo que hace de su recuperación algo bastante sencillo si se compara con las construcciones convencionales.

 

La humedad como un punto importante 

Otro de los grandes mitos que hace dejar a un lado la madera como el material protagonista de la construcción es la humedad, ya que muchas personas tienen la falsa creencia que la misma puede afectar la construcción de forma rápida y esto le reste años de vida útil a la vivienda, lo que hará de la inversión económica un pérdida total.

Sin embargo está demostrado que la madera es bastante resistente a la humedad interna y externa de la vivienda, si se le otorga el revestimiento más apropiado a la hora de su construcción, ya que cada tipo de madera requiere de unos cuidados tratamientos diferentes para que la misma pueda mostrar ese acabado natural que tanto nos gusta y que demuestra el buen estado en que se encuentra la misma.

La madera es un material que puede tener contacto directo con el agua y no sufrir ningún tipo de daño  por contar con la capacidad de poder regular su propio grado de humedad al disponer de la ventilación apropiada. Siendo un proceso totalmente natural que previene la creación de hongos y otro tipo de parásitos que puedan afectar la vida útil de la casa en madera.

 

Las características más resaltantes de la madera

Al hablar de la madera como un elemento fundamental en una construcción ecológica podemos decir que cuenta con una serie de características, te contamos cuáles son las más resaltantes que debes tener en cuenta:

  • La madera suele ser bastante resistente al fuego, lo que no debe ser una preocupación a la hora de ser la protagonista de la construcción, ya que es incluso más resistente que otros materiales.
  • La humedad no suele resultar un problema para la madera, ya que si cuenta con las condiciones indicadas para su auto-regulación y un revestimiento adecuado no debe de verse afectado en bastante tiempo, además de contar con el mantenimiento adecuado dependiendo del tipo de madera utilizado en la construcción.
  • Puede resistir altas temperaturas que otros materiales no son tan resistentes, incluso  hasta unos 450°, donde el acero ha demostrado ser bastante débil si se le compara con la madera.
  • Una casa fabricada en madera se protege por medio de un conjunto de capas que conforman un muro o pared, aumentando así su resistencia y estabilidad frente a una situación con fuego.
  • Utilizar un revestimiento y un aislante apropiado puede retrasar  los daños causados por el fuego, haciendo de suma importancia poder trabajar con el más indicado.
  • Las reparaciones en casas de madera suelen ser mucho más sencillas que en los materiales convencionales, ya que sólo se requiere reparar la zona afectada de la vivienda sin tener que influir en el resto de la casa.
  • La madera tiene la capacidad de soportar la humedad por contar con una regulación natural, lo que la hace menos vulnerables a los hongos y bacterias.

La rentabilidad de construir en madera

Construir una casa de madera es llevar a cabo un proyecto que tiene como tiempo de vida  estimado de 100 años y más si se les da el tratamiento indicado al tipo de madera con que se decida trabajar, ya que como se mencionó anteriormente para que la misma pueda ofrecer su rendimiento al máximo debe contar con un revestimiento y una impermeabilidad favorable.

Quienes buscan llevar a cabo un proyecto duradero pero al mismo tiempo que no requiera de una inversión económica bastante alta, las casas de madera es una excelente opción, ya que dependiendo del tipo de madera y la manera en que se va a utilizar suelen ser mucho más baratas si se compara con una construcción convencional.

Existe casas donde la madera es utilizada únicamente en la estructura que le dará forma a dicha construcción, mientras que otros prefieren hacerla parte del interior de la vivienda pudiéndose apreciar en todo los espacios. Además de que muchas cabañas pueden dejar como primera impresión la madera en forma de tronco lo que hace de su diseño un poco más rustico y campestre.

Ciertos propietarios  suelen incorporar la madera como parte fundamental de todo lo que su casa pueda necesitar, incluyendo la estantería de la cocina, armarios y hasta las puertas, ya que por ser un material bastante resistente garantizan la durabilidad en los espacios que decidan incluirla.

 

La madera más indicada

Si aún no sabes cuál es la madera más indicada para tu hogar lo primero que debes conocer es que existen varios tipos de madera donde las naturales e industriales son las más buscadas para las construcciones en casas de madera. Además de ello existe una gran clasificación por conseguirse blandas y duras donde cada una predomina un diferentes rango de resistencia, tanto de peso como al medio ambiente.

Las maderas tropicales suelen ser una de las más resistentes a hongos y plagas pudiéndose conseguir de Ipe, Iroko y Jatoba. Sin embargo otro de los utilizados son las que provienen de las llamadas maderas duras como el Nogal, el Roble, Cerezo y castaños por nombrar algunas de la gran gama de maderas duras que se pueden conseguir en el mercado y que son utilizadas, incluso para la fabricación de muebles y mobiliarios.

Por otra parte el OSB conocido por estar conformado por virutas y trozos de maderas en una plaza, es un excelente revestimiento para el interior de las viviendas lo que hace de esta opción una alternativa bastante económica. Sin embargo el MDf no puede ser olvidado al haberse vuelto uno de los más populares no sólo para revestimientos sino también, para la fabricación de mobiliarios.

Así que construir una casa de madera es llevar a cabo un proyecto que tiene un alto porcentaje de durabilidad y un tiempo de vida bastante prolongado, lo que ha hecho de este tipo de material una gran elección para quienes desean vivir en una casa ecológica, económica y duradera. Además de que cada vez son más los ingenieros que consideran a la madera como su primera opción para crear esos diseños modernos que tantos buscan a la hora de comprar su casa ideal de madera.

 

Otros artículos que te pueden interesar